¿Cuál es la fecha ideal para celebrar una despedida de soltera?

Despedida de soltera en Tenerife

En los últimos años, las despedidas de soltero Tenerife han ido creciendo en popularidad. Tanto los novios como sus amigos y familiares aprovechan esta oportunidad para festejar el fin de una etapa y el inicio de otra.

Una despedida de soltera no es un evento como cualquier otro, lo ideal es que solo se viva una vez, y por ello debe planificarse de un modo muy original. Para esto es preciso evaluar cuidadosamente cada detalle, programar las mejores actividades y asegurarse de que no falte ningún invitado. Pero, además, es indispensable asegurar uno de los factores más relevantes en la organización de toda fiesta: la fecha.

Aunque parezca que simplemente se trata de marcar un día en el calendario, la selección de la fecha de la despedida es una tarea primordial. Una mala elección no solo puede afectar al disfrute de la celebración, sino también influir en la boda. Sí, has leído bien, un error en torno a dicho aspecto podría alterar el buen desarrollo de la ceremonia matrimonial. Es por ello que, antes de tomar cualquier decisión, es recomendable revisar la agenda varias veces.

Y es que, pese a que en las películas vemos que estas se llevan a cabo un día antes de la boda, la realidad es (o debe ser) muy diferente. Realizarla de tal modo, supone enfrentarse a la incomodidad de celebrar uno de los momentos más importantes en la vida agotados por haber festejado la noche anterior o sufriendo las consecuencias del exceso con las copas, y nadie quiere eso.

Por otra parte, si nos vamos al otro extremo y la organizamos con mucha antelación, se perderá el sentido de continuidad que debe mantenerse entre un evento y otro. Así que lo recomendable es fijar una fecha que deje un margen de algunas semanas.

Realizarla dos o tres semanas antes permitirá que los novios puedan prepararse adecuadamente para la boda. Hay que recordar que, mientras más se acerque la fecha del matrimonio, aumentará el estrés por los preparativos. Por tanto, será recomendable que la interrupción que supone la despedida no retrase ni complique la organización.

Así mismo, deben preverse los inconvenientes que puedan derivarse de la temporada del año en que se haya decidido hacer la ceremonia. Por ejemplo, en el caso de los matrimonios que se realicen en diciembre o en enero, debe cuidarse que la despedida no sea tan cercana a Nochebuena o a fin de año.

De igual forma, debe preverse que los novios estén disponibles. Para ello, será indispensable ser muy prudentes, a fin de que no se arruine la sorpresa.Tampoco olvides reservar con suficiente anticipación el lugar donde se realizará. Siguiendo estos criterios, ten la seguridad de que la despedida se llevará a cabo en el día ideal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *